Se presentan reflexiones espirituales, basadas fundamentalmente en la Palabra de Dios. Siguen el ritmo de los evangelios de la liturgia diaria. Aparece la fecha en que fueron realizadas. Sólo buscan elevar nuestro corazón hasta Jesús.
 

Muchas gracias
Hno. Javier Lázaro
javierlazarosc@gmail.com
 

   

“La palabra del Señor permanece para siempre. Y esa palabra es el Evangelio que os anunciamos» (1 P 1,25: cf. Is 40,8). Esta frase de la Primera carta de san Pedro, que retoma las palabras del profeta Isaías, nos pone frente al misterio de Dios que se comunica a sí mismo mediante el don de su palabra” (VERBUM DOMINI).


 

Visitas desde el 4 / 12 / 2011